Clemco Produkte Header
Pulsar VI
Pulsar II

Cabinas de mangas Pulsar

La cabina de limpieza a chorro Pulsar, conocida también habitualmente como cabina de mangas, es nuestra cabina compacta y ofrece una técnica de limpieza a chorro completa en muy poco espacio. El sistema comprende tanto el depósito para sistemas de chorro como una limpieza integrada del abrasivo y un filtro de cartucho. En la cabina de limpieza a chorro se pueden utilizar todos los abrasivos habituales, por lo que resulta adecuada para todos los trabajos con chorro. Los componentes de la cabina, adaptados entre sí, reducen al mínimo el uso de aire y abrasivos, y utilizando el abrasivo en el circuito se puede lograr una limpieza por chorro extraordinariamente económica. Por tanto, la cabina de limpieza a chorro Pulsar ofrece todos los componentes de las grandes salas de chorro de uso industrial, pudiendo utilizarse para trabajos de limpieza a chorro pequeños o medianos. Su construcción compacta permite además una gran flexibilidad en el lugar de instalación. La cabina está construida de tal forma que solo es necesario un acceso lateral para la producción y el mantenimiento. La gran depresión en la cabina para limpieza a chorro y su fabricación de alta calidad impiden la salida de polvo durante el trabajo con chorro, y utilizando una boquilla de soplado integrada se pueden limpiar las piezas mecanizadas antes de extraerlas, lo cual permite realizar un trabajo limpio.  

Las distintas opciones para la instalación de chorro de arena como, por ejemplo, un bastidor de introducción con plato giratorio o una esclusa para la puerta, permiten una gran flexibilidad de uso de la cabina. Además, nuestros ingenieros pueden realizar adaptaciones adicionales del producto estándar para que cada cliente reciba su solución óptima.

La cabina de mangas está disponible en dos sistemas. Equipada con un depósito de chorro a presión, la cabina de mangas para  limpieza a chorro ofrece mucha potencia y todas las ventajas del chorro a presión. Como sistema de succión, se aplica el chorro con un menor consumo de aire, lo cual constituye una ventaja sobre todo en el caso de las piezas de materiales finos y delicados.